El 27 de febrero se conmemora el 25 aniversario de la creación de la República Árabe Saharaui Democrática (R.A.S.D.). El pueblo saharaui, como nación sin estado, tendrá que celebrarlo en los campamentos de refugiados de Tinduf. ¿Cuánto tiempo durará esta situación?

El conflicto político en el Sáhara Occidental se encuentra actualmente en un callejón sin salida. El bloqueo de la aplicación del Plan de Paz de la ONU-OUA mediante la presentación por las autoridades marroquíes (y la tramitación por parte de las Naciones Unidas) de más de 134.000 apelaciones a las listas provisionales de votantes (lo que supone convertir fraudulentamente la fase de apelaciones en una segunda ronda de identificación), han pospuesto —de nuevo, y quizás ahora definitivamente— la celebración del Referéndum de Autodeterminación del pueblo saharaui; un derecho legitimado y protegido por el Derecho Internacional y sus distintos instrumentos jurídicos.

Nos encontramos, pues, ante un proceso enquistado, en donde está siendo aplicada una "nueva cultura política" —a escala internacional— que prioriza los intereses económicos y geopolíticos en detrimento de la defensa (siempre cacareada retóricamente) de los derechos humanos y la dignidad de las personas. No existen justificaciones de peso mínimamente razonables que legitimen la paralización de la aplicación del Plan de Paz en el Sáhara Occidental, ni existen razones de peso que impidan a las Naciones Unidas, y en especial a su Secretario General, realizar las gestiones oportunas con el fin de presionar al Gobierno de Marruecos en sus intransigentes determinaciones. Ni mucho menos existe justificación alguna para considerar a Marruecos —como sí hizo Kofi Annan en su informe de 17 de febrero de 2000— como "potencia administradora del Sáhara Occidental", cuando Marruecos —en realidad— no es más que su ocupante ilegal, si tenemos en cuenta la nulidad de derecho de los Acuerdos Tripartitos de Madrid.

El territorio del Sáhara Occidental ostenta —como no podía ser menos— la condición jurídica internacional de "Territorio No Autónomo" (y, por tanto, pendiente de descolonización). De esta manera, todas las acciones diplomáticas, oscuras e interesadas que planteen como única salida del conflicto una "restitución de autoridad gubernamental" (como igualmente señala Kofi Annan en el citado informe S/2000/131) por parte del Gobierno marroquí (es decir, otorgar una mínima independencia política al pueblo saharaui, dentro de la estructura administrativa de Marruecos), son contrarias al Derecho Internacional y se salen fuera del marco del Plan de Paz establecido en 1991. En este contexto fraudulento (con una "tercera vía" viciada legalmente), es donde debemos ubicar las recientes advertencias del Frente Polisario sobre una posible reanudación de la guerra con el Estado de Marruecos; advertencias que de no ser tomadas en consideración por la comunidad internacional, podrían provocar una grave crisis en la zona con la consiguiente "timorización" del conflicto en el Sáhara Occidental; un conflicto, que de haberse aplicado correcta y diligentemente la normativa internacional, debería estar ya resuelto hace años. Los distintos obstáculos a la aplicación del Plan de Paz y la suficiente constatación de unas actuaciones basadas en la mala fe del Gobierno marroquí, deberían provocar la revisión, por parte de la comunidad internacional, de sus distintas resoluciones políticas con respecto al conflicto. Únicamente desde una mayor determinación coercitiva hacia el Reino de Marruecos (con respecto al estricto cumplimiento de los acuerdos firmados) será posible la resolución definitiva de un problema irresuelto desde hace cuarenta años. Tanto la población recluida en los territorios ocupados del Sáhara Occidental (sometida a una constante vulneración de derechos humanos), como la población refugiada en los campamentos de Tinduf, Argelia (que padece de desnutrición, morbilidad por enfermedades curables y una constatada precariedad de medios), así lo exigen.




Francisco José Alonso Rodríguez
Presidente Nacional de la Liga Española Pro-Derechos Humanos





_________________________________________

Quiénes somos · Historia · Actividades · Delegaciones
Revista El vuelo de Ícaro · Documentos · Comunicados

 
 

 

"El conflicto político en el Sáhara Occidental se encuentra actualmente en un callejón sin salida"

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

"En este contexto fraudulento (con una tercera vía viciada legalmente), es donde debemos ubicar las recientes advertencias del Frente Polisario sobre una posible reanudación de la guerra con el Estado de Marruecos"

 

Volver a Documentos