Desde la LIGA ESPAÑOLA PRO-DERECHOS HUMANOS lamentamos profundamente los recientes sucesos xenófobos acaecidos en el municipio de El Ejido, así como, también, la pasividad de las fuerzas del orden a la hora de atajar este brote violento y racista.

En consonancia con todo esto, hoy martes 8 de febrero, hemos podido asistir a un cúmulo de declaraciones políticas sobre los acontecimientos sucedidos en el municipio almeriense de El Ejido, que desde la LIGA ESPAÑOLA PRO-DERECHOS HUMANOS no podemos dejar pasar.

Queremos manifestar nuestro profundo rechazo a las declaraciones realizadas por Juan Enciso, Alcalde de El Ejido, en el programa "Protagonistas" de Onda Cero. Este individuo se permitió el lujo de justificar la violencia allí desplegada diciendo que "tendrían ustedes que haber vivido la tensión hace 17 días, con la muerte de dos agricultores... La tensión tenía que salir de alguna manera." Acto seguido, en un intento de aparentar una actitud tolerante, manifestó de manera hipócrita: "No estamos en contra de los inmigrantes, porque los necesitamos para trabajar."

Por otra parte, nos provocan repulsión y vergüenza ajena las declaraciones del Ministro del Interior, Jaime Mayor Oreja, que ha manifestado que si las fuerzas del orden hubieran sido más escrupulosas y contundentes, los ánimos se habrían encendido más. Habría que señalar que la posibilidad de una respuesta violenta entre la población de El Ejido hubiera sido evitada, o al menos, atajado prontamente, si se hubieran tenido en cuenta las reacciones violentas el día de la muerte de la joven Encarnación López.

Desde la LIGA ESPAÑOLA PRO-DERECHOS HUMANOS consideramos que todos estos sucesos deben ser enmarcados, para su cabal entendimiento, en las políticas de inmigración de los Gobiernos Españoles, y muy especialmente en los debates que tuvieron lugar hacer un par de meses con motivo de la aprobación de la nueva Ley de Extranjería y la campaña orquestada por el Partido Popular con el fin de conseguir la aprobación de una contrarreforma de dicha Ley --afortunadamente fracasada--, contrarreforma que fue calificada de racista en muchos de sus puntos (sin que podamos, por ello, alegrarnos por la actual Ley de Extranjería, que mejora objetivamente la anterior, pero que es totalmente insuficiente). Nuestra posición es clara: estas prácticas xenófobas y racistas están alentadas por unas políticas que no reconocen la condición de persona (no sólo en un plano jurídico, sino también moral) de los inmigrantes llegados a España, sino que son tratados, con completa legitimidad legal, como cuerpos únicamente destinados al trabajo. De esta manera, esta Ley de Extranjería provocaría una "institucionalización jurídica de la xenofobia", por utilizar una expresión de Javier de Lucas, catedrático de Filosofía del Derecho, Moral y Política de la Universidad de Valencia, institucionalización tal que estaría condicionando, y en parte legitimando, los comportamientos racistas que están tenido lugar en el municipio de El Ejido.



Francisco José Alonso Rodríguez
Presidente Nacional de la Liga Española Pro-Derechos Humanos





_________________________________________

Quiénes somos · Historia · Actividades · Delegaciones
Revista El vuelo de Ícaro · Documentos · Comunicados

 
 

Volver a Comunicados

COMUNICADO DE PRENSA
SOBRE EL BROTE XENÓFOBO EN EL EJIDO

(8 de febrero de 2000)